Educación

Desde Diciembre de 1998, No Te Quedes al Margen trabaja para conseguir que decenas de niños y niñas de Nicaragua puedan finalizar sus estudios de Secundaria.

En Diciembre de 1998 en Estelí, dos miembros de No te Quedes al Margen se reúnen con la maestra de la Comunidad de la Montañita, seis padres de familia, Mayro Altamirano, nuestro coordinador en Estelí, y seis niños.

Por fin estábamos en disposición de afrontar uno de los objetivos que llevamos persiguiendo cinco años: posibilitar que los niños interesados de la Comunidad rural de la Montañita puedan acceder a los estudios de Secundaria.

Lo que se pide es que los padres asuman su responsabilidad y permitan a sus hijos disponer del tiempo necesario para sus estudios, y que los niños vayan aprobando los cursos completos. A cambio, NTQM se compromete a continuar con la ayuda económica hasta que los alumnos acaben sus estudios de Secundaria.

Desde entonces las becas de secundaria se han extendido a otras tres comunidades de la zona: San Francisco, El Espinal y Subtiava.

La contraparte local realiza un seguimiento constante de los estudiantes y NTQM en su desplazamiento anual a Nicaragua visita estas comunidades para apoyar a los estudiantes y familias participantes en el programa de becas, comprobar el estado de sus estudios, y discutir nuevas propuestas y sugerencias.

Las becas que se otorgan cubren los gastos de matriculación y mensualidades de la escuela secundaria, transporte, material escolar, ropa y alimentación. El dinero es gestionado directamente por las familias que deben justificar los gastos a medida que van recibiendo las aportaciones a través de nuestra contraparte local.

Apadrinar a uno de estos niños y niñas significa contrubuir a su desarrollo personal y al de toda su comunidad ya que el impacto directo e indirecto de estas becas en el entorno es muy positivo.

Los padrinos reciben información acerca de los beneficios que está creando su aportación, las calificaciones y las cartas de sus alumnos becados. También tienen a su disposíción los justificantes de pago de material escolar, recibos, etc. que los padres de los alumnos van recopilando a lo largo del curso.

Actualmente tenemos muchos más becarios que padrinos ya que la ONGD intenta ir respondiendo a las peticiones y sugerencias que nos hacen los profesores de las comunidades respecto a nuevos alumnos con interés y capacidad para continuar sus estudios pero sin posibilidades económicas. Esto hace que tengamos que dedicar a las becas recursos económicos que podríamos destinar a otros proyectos de infraestructuras de abastecimiento de agua y nos crea cierta inestabilidad. Si quieres hacerte cargo de los gastos de alguno de estos alumnos (160 euros aunales) visita el apartado de Becas.